Como se Transmite la Hepatitis B y C

La hepatitis es un padecimiento que afecta la funcionalidad y calidad del hígado. Esta enfermedad posee algunas variantes que caracterizaran tres tipos de hepatitis, la A, B y C. Cada una de ellas puede ser producida de diferentes formas o adquirida por medios diversos. ¿Quieres saber como se transmite la hepatitis b y c? seguramente si, entonces continúa leyendo esta información.

La razón por la que no se haga tanto alarde de la hepatitis A es que esta no tiene la seriedad o la posibilidad de daño que tienen las B y C. aunque todas producen hinchazón en el hígado, cada una actúa y proviene de formas propias de cada una.

Una persona que está padeciendo hepatitis B o C debe ser muy cuidadosa con el tratamiento porque esta enfermedad puede ser o muy inofensiva o muy dañina, llegando incluso a provocar daños permanentes que pueden desembocar en cáncer de hígado.

Estas enfermedades son producidas por un tipo de virus, pero su afección no siempre es pasajera. La hepatitis B, si se trata a tiempo puede remitir en cuestión de meses pero la hepatitis C no es tan simple puesto que si puede convertirse en un padecimiento crónico.

como se transmite la candidiasis oral en el hombre

Como se transmite la candidiasis oral en el hombre

La candidiasis es una enfermedad que se produce por medio de hongos. Este hongo lleva por nombre cándida albicans. Su ...
Leer Más
como se transmite el dolor cuando te golpeas la rodilla

Como se Transmite el Dolor Cuando te Golpeas la Rodilla

Los golpes en las rodillas no son algo sencillo de sobrellevar al contrario, sino es tratada como se merece puede ...
Leer Más
Como se Trasmite la Meningitis Bacteriana en Niños

¿Como se Trasmite la Meningitis Bacteriana en Niños?

La meningitis bacteriana es la afección que produce una inflamación en las meninges, es decir, las membranas que cubren el ...
Leer Más

Como se transmite la hepatitis c

Los casos de hepatitis C que se conocen en el mundo registran una inflamación intensa en el hígado. Esta es una enfermedad viral que puede reproducirse de forma silenciosa en las personas, es decir, puedes estar padeciéndola sin saber.

Es por eso que la mayoría de los casos de hepatitis C avanzan tanto que se convierten en enfermedades crónicas como fibrosis, cirrosis o cáncer. Si no se detecta a tiempo puede dejar secuelas muy importantes que requerirán en muchos casos un trasplante de órgano.

Por otra parte, es posible que la hepatitis C esté enviando sus propias señales pero que la persona no las asocie a la enfermedad.

Contagio por unir sangre

La hepatitis C no se transfiere entre personas del modo que lo hace la B. Ni siquiera puede ser trasmitida por abrazos, respirar el mismo aire o dormir en la misma cama. Este tipo de hepatitis se puede transferir solo de una forma.

Básicamente, la hepatitis C se puede pasar entre los individuos por la unión de sus sangres. Aunque es una enfermedad viral no puede pasarse del mismo modo que todos los virus, solo se puede por medio de la sangre infectada que entre en la sangre sana.

Pero este contagio se puede dar de diferentes modos, puesto que plantearlo como la unión de sangre no parece tan sencillo de efectuar.  En ese sentido, tienes que saber que en la cotidianidad hay momentos o encuentros que pueden exponer tu sangre a la adquisición de la hepatitis C.

Algunos de esos encuentros pueden ser perforaciones con agujas infectadas, uso de corta uñas, encuentros sexuales durante la menstruación, tocar heridas de alguien infectado y luego manipular las propias.

Aunque no lo creas, en la vida diaria todos estos encuentros que impliquen sangre pueden ser causa del contagio por hepatitis C. Sin embargo, en muchas ocasiones no logra darse con la razón principal que inició la enfermedad.

como se transmite la hepatitis b y c

como se transmite la hepatitis b y c

Contagio materno infantil

Este tipo de contagio no es uno de los más registrados, pero aun así sigue teniendo un grado de validez. Específicamente al momento de dar a luz la sangre del bebé que salga por algún rasguño realizado en el mismo proceso puede permitir la entrada de la sangre infectada de la madre.

La incidencia de este tipo de contagio no es tan frecuente, pero si la madre no ha sido tratada por su hepatitis C el bebé puede estar propenso a adquirir la enfermedad.

En estos casos la evolución de la hepatitis C es mucho más amplia y las condiciones de vida del infante pueden verse limitadas. Por lo tanto, el control debe ser indispensable para mantener con vida a las dos personas implicadas.

El contagio materno infantil puede verse también de un modo más aislado, es decir, si la madre cuida a su propio hijo y esta tiene hepatitis C, su infección puede pasar al pequeño si no se tienen los cuidados necesarios.

Síntomas de la hepatitis C

Aunque mucha gente puede padecer hepatitis C sin darse cuenta, esta es una enfermedad que puede tener señales muy marcadas de que el hígado está siendo perjudicado por el virus.

Tu cuerpo va a querer hacerte saber que está fallando uno de tus órganos y sus señales serán las siguientes:

  • Coloración cutánea, tu piel puede tornarse algo amarilla, es más bien como un color mostaza que se expande por todo tu cuerpo.
  • Calentura suave, la temperatura de tu cuerpo puede alterarse de forma leve y así se puede mantener por varios días.
  • Agotamiento, el cansancio puede ser una señal muy frecuente del padecimiento de hepatitis C.
  • Vómitos y mareos, estos siempre aparecerán juntos y lo más probable es que lo hagan luego de tomar ciertas bebidas como refrescos o alcohol.

Mientras más tiempo pase el virus de la hepatitis C en el cuerpo de una persona más acentuados pueden aparecer los síntomas.

Las enfermedades hepáticas pueden entrar en el organismo humano de diferentes formas.  en el caso de la hepatitis B puede ser transmitida en los fluidos de la persona infectada por lo que las relaciones sexuales son una de las formas más comunes de contagio.

Que hacer para enfrentar la hepatitis C

La hepatitis en su tipo A y B pueden ser curados por completo en todos o la mayoría de los casos. Pero con la hepatitis C la situación es diferente porque esta enfermedad rara vez tiene cura definitiva más que el mismo trasplante de órgano.

No obstante, ante esta afección lo más conveniente es prevenir el contagio. Para evitar el riesgo puedes recibir una vacuna, pero esta solo te protegerá de la hepatitis A y B.

Con la hepatitis C lo mejor es evitar que otra sangre se mezcle con la tuya, entonces, procura no compartir rasuradoras, corta uñas, inyectadoras. Si eres mujer asegúrate de arrojar las toallas sanitarias en la basura alejada de otras personas.

La hepatitis B y C es una enfermedad que puede complicarse mucho, por lo tanto, tomar nota de como se transmite la hepatitis b y c es algo muy importante para tu salud.

 

Por Favor ayúdanos a que esta información de Consejos, tips y soluciones en General llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo Tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en algunas de tus redes sociales. Muchísimas gracias por tu ayuda.

Leave a Reply